¿Desde cuándo somos tan limpios?

La limpieza y el aseo son elementos fundamentales en nuestra vida, o al menos, tal y como hoy lo conocemos, ¿pero sabés qué? Se trata de un instinto salvaje, ya que desde el inicio de los tiempos, tanto animales como humanos se asean, debido a los maltratos que sufren los cuerpos a lo largo de la vida. 

Si bien cuando hablamos de higiene personal nos referimos a algo natural, es para destacar que hubo periodos que generaron grandes cambios en la historia de la higiene y la limpieza. La historia es extensa, pero brevemente les contamos grandes etapas de cambios a lo largo del tiempo.

  • En el año 1348, ocurrió la peste negra, lo que marcó un antes y un después, ya que comenzaron a establecerse reglamentos de limpieza e higiene, al punto de que los malos olores por la falta de aseo se denunciaban a las autoridades. 
  • A comienzos del siglo XVIII, se le dio existencia a las “habitaciones de aseo”, a partir de las cuales se asociaron las palabras higiene y salud. Aquí, los romanos comienzan a tener devoción por los baños y la limpieza, creando las primeras fragancias y ocupándose de mantener el orden y la pulcritud de calles.
  • Luego, en el siglo XIX, se puso de moda el agua y se comienzan a asear las viviendas y lugares con grandes cantidades de agua; es cuando nacen los primeros productos aromáticos para limpieza. En esta época, se crean los primeros inodoros.  Es también es esta época que comienza la desinfección con cloro.
  • Durante el siglo XX, nacen las cerámicas esmaltadas, lo que ayuda a una fácil limpieza y desinfección. Durante los comienzos de este siglo solo los apoderados podían acceder a este tipo de materiales en sus cocinas y baños, pero con el paso del tiempo fue algo accesible para la masa.
  • En el siglo XXI, nacen grandes marcas de productos de limpieza, así como los métodos de aseo que ya todos conocemos. Es la etapa en la que se puede acceder a elementos tales como aspiradoras, líquidos para pisos y una cantidad de productos y artefactos que permiten mantener nuestros hogares o comercios limpios. Actualmente, existen grandes empresas que se dedican exclusivamente a limpieza e higiene profesional, como Smart Kleaning, quienes se encargan de dejar cada espacio impoluto. 

Uno de los trabajos más difíciles, riesgosos y modernos que existen actualmente, es la limpieza de vidrios de edificios. Debido a su altura, solo gente capacitada lo puede realizar correctamente y arriesgando lo menos posible sus vidas. En esta tarea, la seguridad es lo primero. 

Hace años, la tarea de limpiar en altura se realizaba con andamios, pero estos resultan muy costoso y consumen grandes cantidades de tiempo para su instalación, por ello, actualmente las empresas que logran modernizarse, usan un sistema llamado Rapel, que consiste en amarrar un arnés a una superficie segura en el punto más alto del edificio, quedando el personal encargado de limpiar los vidrios, suspendidos en el aire. Desde allí, van bajando piso por piso, para realizar una correcta limpieza. 

Te invitamos a clickear en el siguiente enlace para conocer más sobre este método: https://www.smartkleaning.com.ar/limpieza-vidrios/. Allí, además podrás consultar con profesionales y evacuar dudas. 

Esperamos que te haya resultado interesante el post de hoy, ¡gracias por leernos!

Marcar el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *